Voces y episodios traumáticos

Os ofrecemos otra traducción de la web Understandig Voices.

Un aspecto importante en las investigaciones acerca de la escucha de voces que actualmente se llevan a cabo hace alusión a la correlación entre el hecho de escuchar voces y los episodios traumáticos. Según una de las teorías planteadas, algunas voces se comprenden mejor si se considera que radican en recuerdos de episodios traumáticos tempranos tales como el abandono, el acoso escolar y el maltrato físico, sexual y emocional. Otras pueden estar ligadas a experiencias vitales traumáticas como el duelo, los conflictos armados o la tortura. Muchas de las personas que escuchan voces entienden que pensar en sus experiencias desde este prisma tiene sentido, y supone un paso importante a la hora de resolver los problemas emocionales subyacentes y el sufrimiento que sus voces pueden estar expresando.

Lo que sigue es una breve revisión de la prevalencia de acontecimientos vitales traumáticos entre aquellos que experimentan voces y psicosis en términos generales, y se plantea el papel que la disociación [1] puede tener vinculando ambos.

“Lo que finalmente aprendí es que cada voz estaba íntimamente ligada a aspectos de mi persona y que cada una de ellas traía consigo emociones sobrecogedoras que jamás había tenido ocasión de procesar y superar, tales como recuerdos de episodios traumáticos y malos tratos, de vergüenza, ira, pérdida y baja autoestima. Las voces ocuparon el lugar de este dolor y le dieron palabras. Y, posiblemente, una de las mayores revelaciones vino cuando me percaté de que las voces más hostiles y agresivas en realidad representaban aquellas partes de mi persona que habían sido heridas en lo más profundo…”

Eleanor Longden ‘Las voces en mi cabeza’, TED 2013.

Episodios traumáticos, psicosis y escucha de voces: ¿cuáles son las estadísticas?

“La evidencia de una correlación entre una infancia desgraciada y el desarrollo de futuros desórdenes psicóticos son tan fuertes en términos estadísticos como la correlación entre el tabaquismo y el cáncer de pulmón”.

Richard Bentall, profesor de psicología clínica en la universidad de Sheffield, The Guardian.

Existe una fuerte relación entre la escucha de voces y las experiencias vitales traumáticas. Una revisión de las investigaciones existentes sobre el tema descubrió que aquellas personas con un historial de adversidades durante la infancia [2] (incluyendo abandono, acoso escolar, maltrato físico, sexual y emocional) son cerca de 3 veces más proclives a desarrollar psicosis. Aquellas que hubieran experimentado múltiples formas de maltrato se encontraban en una situación de riesgo mucho mayor. A esto se le denomina efecto dosis-respuesta.

Algunas tipologías de trauma se vinculan específicamente a la escucha de voces como, por ejemplo, el abuso sexual durante la infancia y el acoso escolar.

Las molestas complicaciones del apoyo mutuo entre pares; de Alison Faulkner

Escrito por Alison Faulkner, investigadora superviviente de la psiquiatría (basado en un trabajo expuesto en la conferencia Reenfocando la Recuperación, en Nottingham, 2019). Un texto publicado originalmente en la web National Survivor User Network y traducido por una de nuestras lectoras y colaboraroras.

La presencia de programas de apoyo mutuo en salud mental dentro del Estado español es reciente, hay pocos materiales en castellano y con demasiada frecuencia no se han establecido unas bases reflexionadas sobre las que desarrollarlos. Por eso es necesario mirar a otros lugares donde esta práctica tiene un mayor recorrido con la intención básica de aprender y recoger referencias y bibliografía con la que seguir profundizando en sus potencialidades y contradicciones.

He tomado prestado el título de esta charla del excelente artículo de Nev Jones y Timothy Kelly de 2015, Explorando la heterogeneidad de la locura y su relación con la discapacidad…  me parece una frase que describe adecuadamente las complicaciones y dilemas alrededor del apoyo mutuo entre pares en sus diferentes formas.

Cuando empecé a preparar esta charla, pensé en hacer un recorrido racional a través de esas complicaciones, pero siento decir que soy incapaz de conseguirlo. Probablemente aportaré más preguntas que respuestas, pero espero que, de todas formas, algunas de las cuestiones que salgan aquí sean interesantes.

Como investigadora superviviente de la psiquiatría, tengo un pie en la academia y otro en el activismo. Gran parte de mi trabajo ha sido y es en el sector del voluntariado, donde el trabajo de apoyo mutuo ha sido emprendido por Mind, Together y otras organizaciones benéficas. Me siento más cómoda en y con la Red Nacional de Usuarios Supervivientes (National Survivor User Network), una organización registrada y liderada por usuarios que apoya a personas y grupos con experiencia en primera persona en sufrimiento emocional y desventaja social a lo largo de Inglaterra.

Me gustaría dejar claro desde el principio que soy consciente de mi posición privilegiada, puesto que soy una mujer blanca de clase media y con estudios, lo que me ha permitido acceder a plataformas desde las que hablar. Hay muchas personas que están trabajando con y por el apoyo mutuo con comunidades marginadas y racializadas cuyas visiones y perspectivas no suelen ser escuchadas. Creo que es importante para todos recordar y tener en cuenta las voces de quienes no están representados en estos espacios.

Esta es una panorámica general de los temas que voy a tratar:

  1. ¿Quién es un par?
  2. ¿Qué es el apoyo mutuo entre pares?
  3. ¿Un camino dividido?
  4. ¿Encontrar un terreno común?
  5. Imaginando nuestros futuros.`

Uso de cookies

primeravocal.org utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies