“Mi hermana estuvo atada a una cama más de lo que permite la ley y por eso murió”; entrevista de Anita Botwin

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reproducimos con la intención de compartir y difundir esta entrevista realizada por Anita Botwin en Público a raíz del archivo de la causa de la muerte de Andreas y el recurso contra la misma.

Todo nuestro afecto a su hermana por la lucha que lleva a cabo. Algún día acabaremos con las contenciones mecánicas, y todas las lágrimas derramadas no habrán sido en vano. Algún día, tanto los profesionales sanitarios como esta sociedad entenderán algo tan jodidamente sencillo como que atar a las personas está mal. Tanto desde un punto de vista ético como clínico. Hasta ese momento, lxs locxs somos nosotrxs…

Andreas murió de meningoencefalitis y miocarditis en la unidad psiquiátrica de un hospital de Oviedo después de que le diagnosticaran por error una enfermedad mental. Los facultativos que le atendieron dieron por hecho que tenía una patología psiquiátrica y no trataron de descartar una enfermedad orgánica que pudiese provocar los síntomas que Andreas mostraba, tal y como se debería hacer según los protocolos (DSM-V y la CIE-10). No le hicieron ninguna prueba diagnóstica indicada, tales como analítica, TAC cerebral, radiografías o punción lumbar.

Ahora la Jueza del caso ha archivado la causa, entendiendo que no existen indicios de homicidio ni de mala praxis.

Hablamos con Aitana, hermana de la fallecida.

Han archivado la denuncia en la que se acusaba a siete facultativos de homicidio por imprudencia profesional grave, ¿qué han alegado?

Han archivado la causa aduciendo que no ha habido mala praxis, ya que el perito médico que asesora a la jueza considera que murió de forma natural, de un paro cardiorrespiratorio, olvidándose de la meningoencefalitis y la miocarditis que recoge la autopsia como causas reales de su muerte. De esta manera se exime a todos los facultativos de haber cometido un incumplimiento de la lex artix ad hoc que es el reglamento por que se rigen las prácticas médicas adecuadas para tratar a los enfermos. Lo cierto es que en este auto de sobreseimiento no se ha respondido a ninguno de los informes de especialistas de la salud mental que aportamos, algo que no comprendemos.

¿Cuál fue la causa de la muerte de Andreas?

Mi hermana murió por una infección que se diseminó por la sangre, probablemente bacteriana, ya que la autopsia reveló meningitis, encefalitis y miocarditis. Lo más lamentable es que entró en un paro cardiorespiratorio y al no estar monitorizada estuvo media hora muerta, sin que nadie del personal médico se percatase; después es cuando llamaron a la UVI para reanimarla. De haber sobrevivido habría tenido muchas secuelas neurológicas por no haber sido atendida en el momento y no haberle llegado el oxígeno al cerebro durante media hora.

Crítica y experiencia propia de la terapia multifamiliar; texto anónimo

¿Hay algo peor que hacer terapia con un mal terapeuta? Sí, cincuenta personas haciendo terapia con un mal terapeuta.

Sucede  que las relaciones intrafamiliares, siendo  estas  reflejo de la sociedad en la que vivimos en la cual reina un sistema de dominación de élites, suelen ser relaciones  verticales en las que  la forma de jerarquía  más común es aquella en la que los hijos son los que han de obedecer a sus progenitores. Las relaciones de opresión que se dan dentro de las familias generan sufrimiento y, si no son analizadas y cuestionadas, este sufrimiento es difícil de gestionar, más en el propio entorno familiar.

En 1972 el antipsiquiatra David Cooper escribió el libro titulado La muerte de la familia, en el que  hace una sagaz reflexión sobre la familia, la locura  y cómo la estructura jerárquica familiar hace mella en nuestro ser y nos daña. Recientemente, Paris Williams escribió una serie de artículos en los que trata sobre cómo la reforma psiquiátrica, que transformó los manicomios y gracias a la cual  los usuarios pudieron volver a vivir con sus familias ingiriendo grandes dosis de medicación psiquiátrica, provocó que el debate sobre las relaciones familiares y las crisis de los usuarios se paralizase.

Desde hace un tiempo, dentro de las instituciones estatales están surgiendo distintos tipos de terapias, las cuales se consideran como alternativas al sistema psiquiátrico vigente. El psiquiatra Javier Sempere aparece como una prestigiosa figura de estas terapias que se presentan como alternativa e impulsa espacios para ello en distintas ciudades del Estado español. Pues bien, hace unos meses participé en una de esas sesiones. Para ello suscribí el compromiso que se exige de confidencialidad y la aceptación de ser grabado en vídeo para sesiones internas del equipo de profesionales. Respetando estos compromisos, y dado que en el curso de la sesión hubo una serie de cuestiones que me suscitaron ciertas inquietudes, hago las siguientes reflexiones…

Uso de cookies

primeravocal.org utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies