¿Por qué escuchan voces las personas?

Compartimos un material breve y práctico sobre escucha de voces publicado originalmente en la web de Understanding Voices, en colaboración con la universidad de Durham y su estudio interdisciplinario sobre el fenómeno de las voces Hearing the Voice.

En esta ocasión la traducción ha corrido a cargo de un generoso lector de Primera Vocal, y de la maquetación del pdf se ha ocupado otro compañero; gracias a ambos.

Aquí tenéis el formato pdf, para leer con más comodidad y/o imprimir: ¿Por qué escuchan voces las personas?

Los científicos han propuesto muchas causas y explicaciones diferentes para el hecho de escuchar voces. Estas explicaciones no siguen un orden particular, ni son mutuamente excluyentes, y todas tienen sus pros y sus contras.

1.  Las voces están ligadas al “discurso interior”

La mayoría de nosotros hablamos con nosotros mismos en nuestras cabezas. Por ejemplo, puede que te digas a ti mismo “Recuerda que tienes que comprar leche” mientras estás saliendo de casa por la mañana. A esto se le denomina discurso interior y algunos científicos creen que está ligado al hecho de escuchar voces. La teoría dice que una persona escucha voces cuando realmente ha hablado consigo mismo en este discurso interior, pero por alguna razón no reconocen que estos pensamientos como suyos propios. El resultado es que una parte del discurso interior que realmente fue producido por ti se le atribuye a otra persona o a otra voz.

En favor de la teoría del discurso interior:

  • Los estudios con escáneres cerebrales han indicado que el hecho de escuchar voces, incluyendo el hablar con nosotros mismos en nuestras cabezas, activa la misma parte del cerebro que empleamos para hablar.
  • Se ha descubierto que los músculos que rodean la boca se mueven cuando una persona oye voces. Esto también ocurre cuando una persona está llevando a cabo un discurso interior.

Si las voces corresponden a un discurso interior, ¿por qué las personas no las reconocen como suyas?

  • En ocasiones, el discurso interior de una persona suena de forma distinta a su discurso normal. Cuando esto ocurre, es más sencillo entender cómo ese discurso puede ser experimentado de manera que procediera de otro lugar.
  • Estrés o tensión. La privación del sueño, las drogas o el alcohol o grandes causas de estrés vital pueden hacer que cometer errores de juicio sea más fácil.
  • El discurso interior puede ser intrusivo. Cuando los pensamientos simplemente “nos vienen a la mente”, resulta más probable que les sean atribuidos a otra persona.
  • Ideas inaceptables. En ocasiones, las personas encuentran el contenido de sus pensamientos tan inaceptable que están seguros de que “Ese no soy yo”.

2.  Las voces son respuestas a episodios traumáticos

La prueba de que existe un vínculo entre una infancia desgraciada y la aparición de desórdenes psicóticos en el futuro es tan fuerte en términos estadísticos como el vínculo que hay entre el tabaquismo y el cáncer de pulmón. Richard Bentall, Profesor de Psicología Clínica en la Universidad de Sheffield.

Algunos tipos de voces se comprenden mejor al plantear que tienen sus raíces en los recuerdos de experiencias vitales traumáticas, en particular aquellas que tienen lugar en la infancia.

Experiencia psicótica y discurso; entrevista realizada por Ken Stewart a Michael White

El texto que compartimos forma parte de una publicación con unos cuantos años a las espaldas que puedes consultar y descargar en esta misma web y cuyo título es Sobre la escucha de voces. Hemos detectado que los textos publicados con entradas independientes son más visitados que aquellos que se presentan en archivos enlazados (cosas que tiene la velocidad en la que estamos inmersos)… así que hemos decidido proceder a trocear algunos de esos archivos más amplios con la intención de que sean más conocidos. Es el caso de esta entrevista, publicada originalmente por El Rayo Que No Cesa (una extinta revista de la que nos hemos nutrido con frecuencia en Primera Vocal), con la autorización de la persona entrevistada y ofrecida a los lectores con la intención de ampliar el paradigma de Intervoice, que es al que más recurrimos cuando hablamos sobre la experiencia de oír voces en la cabeza. La entrevista completa se incluye en su libro Re-authoring lives: interviews & essays (Dulwich Centre Publications, 1995), publicado en castellano por la Editorial Gedisa en 2002.

[…]

Ken Stewart: Siempre mencionas que el trabajo con personas que han sido etiquetadas como psicóticas debería estar más basado en la experiencia…

Michael White: En los enfoques más extendidos del tratamiento de la esquizofrenia he notado un fuerte sesgo en lo que se refiere a la experiencia psicótica misma. Se puede decir que es un sesgo antiexperiencial. Creo que la idea de hablar con las personas sobre su experiencia psicótica ha tenido muy mala prensa durante las últimas décadas. En este contexto, no es sorprendente que algunas de las propuestas que he hecho, en relación a la necesidad de hablar con las personas sobre su experiencia subjetiva de los episodios psicóticos, hayan provocado desasosiego…

Ken: En alguno de tus talleres te has referido al trabajo que desarrollas con las personas para revisar su relación con sus alucinaciones auditivas, o sus voces. ¿Es este uno de los desarrollos que ha surgido de tus exploraciones de la experiencia psicótica?.

Michael: Sí, lo es. Ayudar a las personas a revisar su relación con sus voces es una parte muy significativa de las interacciones que mantengo con personas que han sido diagnosticadas de esquizofrenia. La revisión exitosa de su relación con las voces tiene invariablemente un efecto potenciador de la calidad de vida de estas personas y, según me dice mi experiencia, juega generalmente un papel muy importante en la reducción de la vulnerabilidad a la recaída…

Ken: ¿Cómo explicas que tener una relación diferente con la voz de uno pueda suponer una diferencia significativa en lo que a la severidad del episodio psicótico se refiere?

Michael: En parte, creo que está relacionado con la cultura. Aunque parece relativamente fácil para nosotros abrazar la idea de que muchas de las cosas que pensamos y creemos, y muchas de las que hacemos, están relacionadas con la cultura, por alguna razón parece mucho más difícil abrazar la idea de que el fenómeno psicótico tiene una relación similar; que, en lo que se refiere a la etiología —causa—, al contenido, a la forma y a la expresión del fenómeno psicótico, —como por ejemplo en el caso de las alucinaciones auditivas— está modelado por la cultura. Cuando resulta más fácil considerar esta idea, se hace posible apreciar hasta qué grado la cultura modela la vida de las personas que tienen esquizofrenia, sea lo que sea eso.

Uso de cookies

primeravocal.org utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies